Golpe al bolsillo: los nuevos valores en servicios, transporte y prepagas

0
1

Concentrando los aumentos en el inicio del año para evitar que el malestar impacte en las elecciones presidenciales, habrá nuevos valores en agua, luz, telefonía, gas, medicina prepaga y transporte público

Con la mirada colocada en las elecciones presidenciales, el gobierno nacional apuesta a concentrar los aumentos de tarifas de servicios públicos (agua, luz, telefonía y gas), medicina prepaga y transporte público (colectivos, trenes y subte) en los primeros meses del año para tratar de evitar que el malhumor social le reste votos.

Atenazado por los compromisos con el FMI y la impostergable obligación de bajar subsidios, la secretaría de Energía ya anunció sensibles ajustes en todos los servicios empezando por la luz, que a partir del 1 de febrero iniciará un ciclo de ajustes hasta completar un incremento promedio de 55% para todo 2019.

Según se anunció el jueves pasado, el aumento para los clientes de Edesur y Edenor será en cuatro tramos (siempre en promedio y para AMBA): 26% en febrero, 14% en marzo, y 4% en mayo y agosto.

De esta manera, un cliente de Edenor que en diciembre consumió 300 kilowats/hora y pagó $ 819 pasará en marzo a abonar $1.184, según las estimaciones oficiales.

En el interior, el aumento será teniendo en cuenta el Valor Agregado de Distribución (VAD) provincial. Por ejemplo, el usuario que pagaba $1.097 en La Plata en diciembre pagará $1.358. Y el que pagaba $1.788 en Córdoba abonará $2,194.

Con estos incrementos, y los que se den a nivel provincial, los subsidios que el Estado aporta al consumo de electricidad llegaran a US$ 2.565 millones el año próximo, contra US$ 4.355 millones de 2018 y US$ 11.465 millones de 2015.

Oficialmente se anunció que a partir de enero los contratos de concesión de servicios que prestan Edenor y Edesur pasarán a la órbita de los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires, con lo que dejarán de depender de manera directa de la cartera que tiene a su cargo.

A partir del año próximo, estos dos estados deberán crear un organismo interjurisdicción que reemplace al actual Ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE), y también deberán definir a quiénes beneficiará la tarifa social y cuál será el monto a abonar.

En el caso de la luz, desde el Gobierno aseguran que los subsidios se reducirán a 21% durante 2019 y a 14% en diciembre de ese año con la expectativa de que en 2020 las tarifas de energía ya no cuenten con subsidios.

Las facturas de AYSA vendrán en enero con un aumento del 17% iniciando un esquema de ajuste en dos cuotas que se completará en abril con otra de 27%, para acumular en el año una suba del 44%.

Con el aumento programado, una familia tipo pasará a pagar $ 274 mensuales en enero y $ 348 desde mayo, según estimaciones hechas por la empresa en relación al servicio de agua potable.

En el caso de AYSA, además del ajuste tarifario habrá otras novedades relacionadas a la forma de facturación, que históricamente se rigió por la superficie de los inmuebles y que a partir de este año comenzaría a vincularse a los consumos reales.

Además, desde mayo de 2019 las boletas llegarán en forma mensual, abandonando el formato bimestral que se usa ahora.

El gas tendrá su primera actualización en abril buscando igualarse a la inflación mayorista del semestre octubre/2018-marzo 2019, con un estimado de aumento que rondará entre el 30 y el 35 %.

Según el Gobierno, el 10% de subsidio que todavía rige se va a mantener al menos por dos años más. Además, a partir del año próximo la facturación de gas será mensual (ahora es bimestral) y desde el invierno se implementará el programa de factura previsible que repartirá el consumo a lo largo de los 12 meses del año.

En el caso del subte, se incrementará $ 1 en enero y otro igual en febrero, como estaba previsto, más otros $ 2,50 a partir de abril y otros $ 2 en mayo, por lo que llegaría a $ 21 antes de la mitad de 2019.

Este ajuste debe a atravesar el proceso de audiencia pública y luego deberá ser aprobado por el Gobierno el porteño.

El Premetro también subirá en enero y febrero, a razón de 50 centavos por mes por lo que llegará a $6 en el segundo mes del año, un 140% por encima del valor pagado un años antes.

A su vez, este jueves el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció que a partir del sábado 12 de enero comenzará a regir un nuevo incremento en los boletos de trenes y colectivos del área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, con una suba promedio del orden del 40 %.

En base al nuevo esquema tarifario, el viaje mínimo en colectivo subirá inicialmente 2 pesos; 1,50 en febrero y 1,50 en marzo; cuando se ubicará en 18 pesos.

Con este ajuste, el boleto mínimo de los colectivos que recorren el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) subirá de los $13 actuales a $18 a partir de marzo próximo, con dos incrementos previos el 12 de enero y en febrero, con lo que la tarifa tendrá un aumento global del 38,5%.

De este modo, a partir del 12 de enero próximo, el pasaje mínimo de colectivo pasará de $13 a $15; el 15 de febrero saltará a $16,50 y, un mes después, a $18.

Según lo anunció el gobierno, las tarifas de los trenes metropolitanos tendrán una suba de hasta $3,50 a lo largó del primer trimestre del 2019.

Comentários no Facebook